Agárrate el taparrabos que viene el tifón.

La noche anterior a la tormenta fue clara y las estrellas brillaban mas que nunca. Si no fuera por la predicción meteorológica, por las imágenes de satélite y porque llevábamos dos días preparándonos para el tifón se diría que todo era una broma pesada, que serían solamente cuatro gotas y un poco de viento.

El día siguiente amaneció ultimando los preparativos para la evacuación, puertas y ventanas selladas con tablones de madera y de chapa, los coches cargados de tanques de buceo y plomos en contra de la posibilidad de vuelco, barcos bien amarrados y asegurados y todo aquello que pudiera salir volando puesto a buen recaudo. Pero toda precaución es poca cuando amenazan vientos de mas de 100 km/h y rachas de hasta 150.

El plan inicial era refugiarse en la sala de equipo y pasar la noche allí las once personas que vivimos en el resort. Parecía una buena idea hasta que llegó Steve con el parte meteorológico. Steve es un tipo peculiar, según dice su tío murió en la Batalla de Peleliu en septiembre de 1944 en el bando norteamericano y ahora había venido a trabajar a la isla a buscar las minas antipersonales que aún quedan por encontrar, según sus palabras: “Si caminas por la jungla mira muy bien donde pones los pies”. En solo 3 años habían encontrado mas 3000 y hay que decir que nadie hasta el momento le ha explotado ninguna. El caso es que este señor nos dijo que el pueblo no era lugar seguro y que se esperaban olas de hasta 40 pies acompañando a la tormenta (si no me fallan los cálculos, eso son 13 metros). Según él, lo mejor era ir a refugiarse a las cuevas que hay en las colina. Hay que decir que gran parte de la isla esta agujereada como un queso suizo. Durante la Segunda Guerra Mundial las tropas japonesas utilizaron Peleliu como base militar y la prepararon para la batalla, así que bajo las montañas se esconden pasadizos, grutas y sistemas de cuevas que construyó es ejército Nipón, o simplemente utilizaron las que estaban hechas de manera natural.

Después de ver un par de ellas nos decidimos por una que estaba mirando al sureste y a buen recaudo de los vientos del norte, allí pasamos la noche. Fue un poco como buscar piso en la jungla. Así que nos llevamos comida, agua y los efectos personales que no deseábamos perder, todo lo demás se iba a quedar en nuestras habitaciones.

La cueva elegida, hasta la fecha se venia y se viene utilizando como atractivo turístico, estaba arriba del todo de una escalera de piedra acompañada por una barandilla verde que llevaba a una abertura por la cual asomaba un cañón antiaéreo japonés, por el otro lado había una entrada que comunicaba con dicho cañón y un túnel sin salida de unos 10 metros de largo, todo perfectamente camuflado en la espesura de la jungla. A los pies de la escalera yacía un tanque anfibio americano mas oxidado que los pezones de la Duquesa de Alba. Lo cual entre otras cosa me recordaba que un tifón no iba a ser peor que lo que pasó aquí en 1944.

Nos instalamos allí sobre las 3 de la tarde. Lonas en el suelo, mantas, luces, velas, algún que otro insecto y a esperar el chaparrón. Aunque todavía era pronto, se esperaban los primeros embates del tifón sobre las 7 de la tarde y los vientos mas fuertes entre las 12 y las 3 de la madrugada. Así que salí a pasear. Bajé a mirar aquel tanque totalmente roído por el tiempo e invadido por la vegetación. Pasaban las horas y parecía que a Bopha (que así le llamaron al Tifón) le costaba llegar. Aún el viento era débil y llovía de vez en cuando. Me di una vuelta por la jungla. Allí encontré otra cueva, custodiada por una barricada oxidada de viejos barriles de gasolina, otro antiguo enclave japonés.

Mas tarde comimos algo, arroz, un sandwich y no se cuantas bananas verdes hervidas, que lo único que consiguieron fue convertir al día siguiente mi intestino en una autopista libre de peajes, así que me ahorraré los detalles.

Sobre las 9 de la noche parecía que la cosa empezaba a ir en serio. El viento soplaba fuerte pero al menos no llovía mucho, ya que esa roca caliza de la que esta hecha la montaña no se cuanto aguantaría hasta comenzar a filtrar el agua y tener goteras en el interior. Los filipinos que allí estaban, tan acostumbrados a los tifones, mientras la jungla se venía abajo dormían a pierna suelta. En su país sufren del orden de 6 tifones al año, ya están acostumbrados, pero a los demás nos costaba dormir. Yo no paraba de mirar la puerta de la cueva y mientras pasaban las horas se podía ver como las espesura de la jungla iba perdiendo densidad poco a poco, el estrépito de árboles que iban cayendo se mezclaba con el sonido del viento, que por otra parte acojonaba de verdad, eran ya las 12, el momento crítico. Yo no lograba dormir y las horas se hacían interminables y seguía mirando hacia afuera. Lo siguiente fue una rama que se desprendía justo en frente de la entrada de la cueva y medio árbol caía encima del cañón. Pero ni una gota de ese viento se colaba en nuestro refugio. Solo una leve brisa que mantenía a los mosquitos en vereda. Ciertamente habíamos escogido un buen sitio para pasar la noche.

A eso de las 4 de la mañana el viento empezó a decaer y la lluvia se intensificó, así que llegaron las goteras a la cueva y un reguero de agua se abría paso a través de la entrada. Eso me despertó del único momento en que había podido coger el sueño en toda la noche. Allí me desvelé y solo quedaba esperar la luz del día y que cesara la lluvia. Desayunamos un poco (mas bananas y café) mientas la nubes ocultaban el sol, amaneciendo así el día gris.

Sobré las 9 de la mañana del día siguiente todo paró, momento en que aprovechamos para ver como había quedado todo después de la tormenta, y literalmente media jungla se había venido abajo. Arboles partidos por la mitad y bloqueando el paso de la salida de la cueva, ramas rotas por todos lados, el cañón japonés cubierto de vegetación caída, las escaleras de salida también bloqueadas etc… Suerte que a alguna mente inteligente se le ocurrió llevar los machetes, los cuales hicieron mas fácil abrirse paso hacia afuera. Siempre había querido hacer esto.

Sobre el mediodía volvimos al resort, no había daños materiales, por suerte todo estaba en su sitio.

Pero la isla entera estaba que parecía que la habían metido en una batidora. Carreteras cortadas por árboles caídos de mas de 10 metros de alto, muchos partidos por la mitad, algunos arrancados de raíz, cocos, bananas y papayas tirados por los caminos, lineas de alta tensión rotas, barcos hundidos o perdidos, una casa literalmente arrancada de su lugar y puesta en medio de la carretera. Ciertas partes de la selva que antes gozaban de aspecto saludable y con un follaje espeso ahora parecen perros famélicos. Solamente en el resort, para darle de nuevo el aspecto original hemos tenido que trabajar durante tres días, cortando retirando y limpiando vegetación de todos los rincones. De momento estamos sin electricidad desde hace mas de una semana y por lo que se dice permaneceremos así durante 15 días mas y disponemos de agua solo 8 horas al día, 4 por la mañana y 4 por la tarde.

Por suerte todo el mundo esta bien y no ha habido que lamentar perdidas. Aunque la isla del norte, Babedoab, la que ha recibido mas fuertemente la furia de la tormenta, mas de 300 personas se han quedado sin casa.

Es interesante ver como ante esta adversidad, solamente los árboles de raíces mas fuertes y con el tronco mas flexible son los que mejor han podido sobrellevar el desastre siguiendo aún en pie. Un poco así como las personas.

Ninoy Aquino International Airport. Las puertas de Moria

Sentado en asiento delantero del taxi camino del aeropuerto, el taxista me cuenta la historia reciente de Filipinas, de como murió un tal Marcos, de como asesinaron a Ninoy Aquino, sobre lo incompetente que era su hijo para gobernar etc… No había mucho tráfico y la luz naranja de las farolas ponía en evidencia la extrema contaminación de la ciudad de Manila. Esa neblina medio oscura que lo teñía todo de marrón anaranjado no podía ser humedad sino mugre. Vivir allí debe ser mas dañino que fumar 3 cajetillas de tabaco mentolado al día. Edi, que así se llamaba el taxista no paraba de hablar de lo bien que se vivía en tiempos del dictador, de lo buena que era la ley marcial. Algo así como lo de “en tiempos de Franco se vivía mejor” diría un nostálgico del régimen en España. Pregunté pero ni tan solo supo explicarme lo que era la ley marcial, pero insistía en que era bueno y la gente vivía mejor. Muy majete Edi a pesar de todo.

Llegamos al aeropuerto y apenas regateo el precio, me pareció razonable. Recojo mis mochila y me dirijo a la puerta. Primer control de seguridad antes de entrar a la terminal, todo el equipaje a pasar por la cinta de los rayos-x, prueba superada, no llevo bombas, armas de fuego, ni un ejemplar de La Razón.

Me cuelgo las mochilas de nuevo y me pongo a la cola de United Airlines, las Puertas de Moria estaba a tan solo 45 minutos, pero yo no las podía ver, faltaban las palabras mágicas para abrirlas. Para no hacerme tan tediosa la espera pasa una azafata vestida y peinada perfecta a colgarme una etiqueta al equipaje de mano, luego otros dos arrastrando una báscula mas antigua que la sopa de pollo para que pesara la maleta. Perfecto no llevo sobrepeso.

 

A escasos 5 metros del mostrador de facturación y después de 40 minutos me encontré a otra azafata tras un atril pidiendo los billetes. Le doy el billete, a lo que ella me pregunta – ¿Tiene usted un billete de salida de Filipinas?- Aquí las palabras mágicas. Obviamente le contesto que no -¿Acaso lo necesito?- Me dice que sin un billete de salida no podré volar.

-Mire- le digo- es que me voy a trabajar un año a Palau y como comprenderá no tengo un billete de salida de Filipinas-

Sin darme cuenta acabo de entrar en lo mas profundo de Moria, solo y sin el anillo de poder. -Entonces muéstreme su permiso de trabajo- Se lo doy y se va. Vuelve al cabo de dos minutos con un chinorris (lo llamaré Makabuntis1). El caso es que cuando me hacen la visa de trabajo para Palau, inmigración exige un billete de vuelta dentro de los primeros 30 días por si las moscas, y claro, teniendo un billete de vuelta a Manila, la compañía aérea exige un billete de salida del país, digamos que es un malentendido burocrático.

Makabuntis1 me hace pasar al mostrador de compra de billetes, y me dice que tengo que comprar un billete de salida de Filipinas, que sino no vuelo, miro el reloj y veo que aún tengo un par de horas para resolver esto -Isaac, no te pongas nervioso- me digo -como siempre vas a salir de esto, ya tienes los huevos pelaos de estas mierdas-. Miro a la chica de detrás del mostrador y apenas la podía ver, o ella era muy pequeña o el mostrador estaba muy alto. Solo se le veían las gafas y el flequillo y me miraba con cara de no saber que hacer, la imagen era bastante graciosa.

Vuelve Makabuntis1 y me repite que he de comprar el billete -Escuche- le digo amablemente -solo tengo 100 dólares en el bolsillo y es con lo único que cuento-

-Pero tendrás una tarjeta de crédito…-

-Tampoco tengo una tarjeta de crédito, ya le he dicho que solo tengo 100 dólares, que voy a trabajar, ya le enseñé a su compañera el visado-

Acto seguido Makabuntis1 se va y vuelve con el que parecía el encargado, supongo que por la corbata (lo llamaré Makabuntis2). Le explico de nuevo el problema y me pide que le enseñe el visado. Se lo doy y se reproduce la misma discusión que con Makabintis1. Se va. Vuelve de nuevo y me dice:

-Mire aquí especifica que el empleado requiere de un billete de vuelta al país de donde ha sido contratado, eso quiere decir que tiene que comprar un billete de vuelta a España ya que no es ciudadano filipino-

Un momento- le digo – hace dos minutos me pedían un billete de salida, que no importaba ni siquiera que fuera a Malasia y ¿ahora tengo que pagarme un billete a España?-

– Lo siento caballero son reglas de la compañía-

Bueno al menos no estaba lidiando con la legislación filipina lo cual me tranquilizaba.

– A mi me han pagado el billete desde Filipinas, solamente eso y además en ningún punto mi visa especifica que tenga que ser ciudadano de ningún lugar desde el cual tenga mi billete de avión- Makabuntis2 me miró sin saber que decir y se volvió a ir.

Regresa y me dice que vale, que no hace falta que compre el billete, pero que por favor que antes de volver de nuevo a Manila que lo haga con un billete de salida del país. -Lo prometo- le digo. Le di la mano en agradecimiento y ni siquiera me miró a la cara, sería que tiene mal perder.

Isaac-1, burocracia aeroportuaria filipina- 0.

Por fin y después de vérmelas con los esbirros de Sauron paso el mostrador de facturación, el tipo me vuelve a pedir el billete de salida de los cojones y le cuento la historia otra vez. Esta vez sin mas problemas.

Por fin y con la tarjeta de embarque en las manos paso otro control de seguridad, mochila en rayos-x, vaciar los bolsillos, registro, lo normal. Pago la tasa de la terminal (550 pesos) y voy derecho hacia lo que mas temía, INMIGRACIÓN.

Mi visa en Filipinas caducaba el día 20 de Noviembre, ¿y que día es hoy? 20 de Noviembre, de hecho, a 3 horas escasas de ser 21. -Tranquilo Isaac- me digo de nuevo – no puede ser peor-

Me acerco a la ventanilla, doy el pasaporte, tarjeta de embarque, justificante del pago de la tasa, levanto la vista y veo a un chavalín bastante joven.

-¿Español?-

-Si, de Barcelona- ser de Barcelona es una de las mejores cosas que te pueden pasar cuando viajas por estos países, porque todos conocen Barcelona y casi todos son del Barça, así que no dudéis en potenciar este recurso. Es la tercera frontera en la que me funciona esto para caer bien. Y si no eres de Barcelona di que vives allí. Ser del Madrid también ayuda pero menos.

– ¡Barcelona! Me encanta el Barça- me dice- Ahora mi cerebro transpira aliviado después de tanto idiota.

Después de eso me habló de la selección española, que que opinaba de que Xabi Alonso fuera al Barça y demás cosas que no entendí o que no escuché- Y lo mas importante ni una sola mención a la fecha de caducidad del visado, que aunque estuviera en lo legal, nunca se sabe cuando un policía va a querer su mordida. Me despido y cuando ya había dejado atrás la ventanilla me grita –¡Buen Viaje!-. Mas majo que las pesetas el chaval.

Ahora lo único que quería era buscar mi puerta de embarque y tomarme un café tranquilo. Así que me meto en la cafetería pido un café y cundo el camarero me lo pone en la mesa me dice – 100 pesos only- ¿Como que only? ¡Esos son dos euros! Hasta ahora los cafés no me habían costado mas de 20 pesos. Que le vamos a hacer…obviamente los pago. No me he tomado ni dos sorbos y me viene a la mente una de los puntos a cumplir con los requisitos de entrada en Palau. Un billete de salida del país. ¡Mierda! ¿Es que no me voy a poder tomar el café tranquilo? Mi billete se lo habían quedado en el mostrador de facturación y no había opción de volver atrás, lo que quería decir saltar inmigración, control de seguridad, pago de tasas…eso no era viable.

Así que necesito a alguien del personal de United Airlines, voy a la puerta de embarque, bajo las escaleras y lo que me encuentro es una cola que terminaba en el registro mas exhaustivo que he visto en un aeropuerto, solo faltaba que te dieran un número y el mono naranja butano (Bienvenidos a Guantánamo).

Me dirijo a la primera persona con una identificación de la compañía y le cuento lo que necesito

-Primero pase por el registro, y luego se lo cuenta al del mostrador- me dice.

Me abren la mochila y me la revisan todo objeto por objeto. Lo mas gracioso es que cuando coge la gopro (la pequeña cámara de fotos), se la mira varias veces, le da la vuelva una y otra vez y me pregunta:

– ¿Esto que es?-

– Una cámara de fotos-

Y hago como que le voy a tomar una foto, entonces se ríe y me dice que no le gusta que le tomen fotos. Me lo mete todo en la bolsa de nuevo.

El siguiente paso con otro segurata es quitarse todo de los bolsillos y el registro ordinario de arriba a abajo. Y finalmente la sección de zapatos. Suerte que llevaba las chanclas. Llego a llevar las bambas y me detienen por amenaza química.

Solamente me queda lo último, pedirle por favor una copia de mi billete de vuelta a uno de los empleados de United. Al cabo de 15 minutos y después de insistir unas tres de veces por fin me lo dió.

Y ya tranquilo, puedo esperar a que salga mi vuelo, nunca una comida en el avión me había sentado tan bien, no porque tuviera hambre, sinó porque el sandwich estaba cojonudo. De ahí directo al país donde termina el arco iris. Espero no tener que volver a Moria en un año.

De todas formas después de tanto registro y tanta mierda, estoy convencido de que hubiera podido entrar 100 gramos de coca metidos en los calzoncillos y no hubiera pasado nada. Ahí nadie miró.

Costo del vuelo:

3 controles de seguridad, desde nivel carterista hasta nivel terrorista.

Una discusión burocrática.

550 pesos por salir del país.

“100 pesos only” por un café del cual solo pude tomar dos tragos (En vaso de cartón y un palo por cucharilla).

Y una hora y media para escribir todo esto.

A la hora de escribir esto llevo ya una semana en Palau, un país donde apenas viven 30.000 personas, casi la mitad de las cuales son extranjeros, lo cual se traduce entre otras cosas, que a la hora de hacer trámites administrativos todo es mas fácil y rápido, ya que no hay colas y la burocracia esta muy simplificada. Permisos, papeles, sellos oficiales etc..todo hecho en un plis. No quiero imaginarme en España como inmigrante, la oficina de la seguridad social, la oficina de empleo o el hospital, un infierno. Sin ir mas lejos, sacarme el permiso de conducir me ha llevado una hora y media escasa. 50 preguntas sacadas de un librito de 15 páginas y 10 minutos conduciendo por una ciudad sin semáforos, sin apenas tráfico y en un coche automático.

Solo dos cosas:

“Makabuntis” en Visayas (dialecto del centro de Filipinas) significa “Semental”.

Si váis a Filipinas evitad de Manila, por el mismo precio hay vuelos a Cebú, una ciudad con la misma facilidad de Ferrys y vuelos interiores. La ciudad da grima igual que Manila pero es mas pequeña y tiene mejores alojamientos por el mismo precio.

Engine of ReVolution

Due to my job, for about two years, I’ve been in those countries called “third world”. Walking through the streets of the cities of these places and I can see the future of Spain, buildings were built and gradually deteriorate because there is no money or inclination to rehabilitate them, shacks, one after another along several streets where they live a family of 5 persons in the worst conditions, people sleeping on the sidewalk, half-naked children begging because that’s all they have been able to learn from their parents, disorganization, chaos. While a few meters a bunch of people hoard all the money and rot in their mansions built with china . This is nothing new, nor has it ever been. The problem is when this is forgotten, and these countries have already done. They got used to living like this.

Spain have the same risk if what is happening these days are not perpetual, not written in stone in the popular imagination and not go down in history as a story or as that day I went to an event and I had a good run ahead of the police. Unfortunately the democratic system in our country is made to put spokes in the wheels, heir to a dictatorship that left it all tied up and well tied, and a transition in which trying to make everyone happy, however has become an incurable ulcer. In fact, when we vote we don’t give the right of representation to the politician, but the right to be able to freely exercise his or her discretion, deciding what they like, ignoring, stealing, discredit and using rubber bullets and torture anything that cast doubt on their “work”.

What the judiciary has to say? Oh no, we’re in Spain, which the judges are married to politics. And in case you want a divorce, spousal maintenance to pay can be very high, and the benefits of marriage are very juicy. I always heard in school about the separation of powers. I never saw it.

After watching for three years an entire country revealing, that is saying “enough”, that can not keep going anymore, that it wants a change. It wants once and for all the seats of Congress sweep with new blood, new ideas, and send all the dinosaurs to the museum of natural history. People want a real change, not patches. Something like what happened in Iceland. A real change, Put the house upside down and reform from the hall to the bathroom.

But again and again the people find an impassable wall. Looks like they want to beat us by tiredness, make us feel powerless over the decisions and actions they take, so was always like that. But this time we are too tired to be fooled. The Revolution engine is running. All you have to do is keep giving fuel, the fuel is to keep doing what is being done so far. All you need is patience and perseverance.

We do not want a country left in those hands, in an outmoded democracy, outdated and corrupt, my children begging, sleeping on the street and living in shacks while they are up there now rotten in their money and laughing at all of us.

El motor de la ReVolución

Por motivos de mi trabajo, desde hace unos dos años, los estoy pasando en países de aquellos que los llaman “el tercer mundo”. Paseo por las calles de las ciudades de estos lugares y puedo ver el futuro de España, edificios que una vez se construyeron y que poco a poco se van deteriorando porque no hay dinero ni ganas de rehabilitarlos, chabolas, una tras otra a lo largo de varias calles en las cuales viven una familia de 5 personas en las peores condiciones, personas durmiendo en las aceras, niños medio desnudos pidiendo en los semáforos porque es lo único que han podido aprender de sus padres, desorganización, caos. Mientras a pocos metros un puñado de gente acapara todo el dinero y se pudre en sus mansiones de porcelana china. Esto no es nada nuevo, ni lo ha sido nunca. El problema esta cuando esto se olvida, y estos países ya lo han hecho. Se acostumbraron a vivir así.

España corre el mismo riesgo si lo que está pasando estos días no se perpetua, no se graba a fuego en el imaginario popular y no pasa a la historia como una anécdota o como aquel día que fui a la manifestación y que bien me lo pasé corriendo delante de la policía. Desgraciadamente el sistema democrático de nuestro país esta hecho para poner palos en las ruedas, lo queramos o no heredero de una dictadura que lo dejo todo atado y bien atado, y una transición en la que queriendo hacer felices a todos, se ha convertido en cambio en una úlcera incurable. Esta hecho para que cuando vamos a votar no otorguemos al político el derecho a la representatividad, sino el derecho al poder para que pueda ejercerlo libremente como mejor le convenga, decidiendo lo que le parezca, robando donde pueda y desoyendo a base desacreditar, de porras, pelotas de goma y tortura cualquier cosa que ponga en duda su “labor”.

A todo esto me pregunto donde esta el poder judicial, que tiene que decir? Ah no, que estamos en España, que lo jueces están casados con la política. Y en caso de querer divorciarse, la pensión compensatoria a pagar puede ser muy alta, y los beneficios del matrimonio son muy jugosos. A mi siempre me contaron en la escuela eso de la división de poderes. Jamás lo vi.

Después de ver como durante ya tres años un país entero se esta revelando, esta diciendo basta, que no puede mas, que quiere un cambio. Que quiere de una vez por todas deshollinar las butacas del congreso con sangre nueva, con nuevas ideas, y mandar a todos los dinosaurios al museo de historia natural. Los ciudadanos quieren un cambio de verdad, no parches. Algo así como lo que pasó en Islandia. Un verdadero cambio, un poner la casa patas arriba y reformar desde el recibidor hasta el baño.

Pero una vez tras otra los ciudadanos nos encontramos de nuevo un muro imposible de pasar. Parece que lo que quieren es vencernos por cansancio, hacernos sentir impotentes ante las decisiones y acciones que toman, así fue siempre. Pero esta vez estamos demasiado hartos de que nos tomen el pelo. El motor de la revolución esta en marcha. Lo único que hay que hacer es no dejar de darle combustible, ese combustible es seguir haciendo nada mas y nada menos que lo que se está haciendo hasta ahora. Lo único que hace falta es paciencia y perseverancia.

No queremos un país que por ser dejado en manos de quien está, de una democracia trasnochada, pasada de moda y corrupta, mis hijos pidan en los semáforos, duerman en la calle y vivan en chabolas mientras los mismos que ahora están allá arriba rebuznen podridos de dinero y riéndose de todos nosotros.

¿Sabías que existe un país llamado “Palau”?

Uno de los sitios mas fascinantes Palau

La verdad es que nunca me hice esta pregunta hasta que empecé a bucear, ya que es de esos sitios que solo conocemos los que nos dedicamos a este tipo de cosas extrañas. Como aquellos que se dedican a la escalada conocen los mejores picos o los que se dedican al surf conocen las mejores olas, los que nos dedicamos a dar por culo a los peces alrededor del mundo conocemos Palau. Creo que ni en la clase de geografía mas exhaustiva en el instituto, nunca caímos en la cuenta de donde estaba este país y ni siquiera de que si existía. Pues para eso este post, para despejar dudas. Y es aquí donde tengo la suerte de irme a trabajar.

Para empezar, veamos donde está:

Os dejo aquí una pantalla de googlemaps para que os sintáis libre de tener una idea de por donde cae. Nótese que aquí le llaman Belau (En Palauano).

Bueno, pues una vez en situación, la verdad es que no parece que haya mucho que decir de un lugar tan pequeño, un país con poco mas de 20.000 habitantes repartidos en unas 250 islas no da mucho juego.

Un poco la historia del país vendría a ser sencilla, primero estaban los indígenas tan tranquilos en esas tierras, hasta que llegó Fernando de Magallanes (s.XVI) a bordo del “Trinidad”, y pensó: -mira que gente mas maja- Pues pa la saca- me los quedo pa España-. Así que el lugar, un poco lejos de todos lados, se presentaba como un lugar de paso para todo el mundo. Así que fueron llegando evangelizadores, barcos europeos trayendo consigo enfermedades y armas de fuego. Así que la llegada de la civilización se saldó con mas de 40.000 bajas indígenas una vez entrado el s.XX.

Mas tarde a finales del s.XIX se quisieron meter los alemanes, que al final y después que España perdiera el país con la guerra de Cuba (1989), no se por que suerte de carambola acabó vendiendo las islas a los germanos por 25 millones de pesetas (con esto ahora no te compras ni un piso).

Después llegan los japoneses, que con ayuda de los británicos, ocupan las islas durante la Primera Guerra Mundial, para que los americanos se la quiten en la Segunda, y para que al fin y una vez por todas los dejen de un vez en paz en 1994, eso si, dolarizados, que a los gringos no se les escapa una.

Bien y después de esto, y lo  mas interesante es que estamos en uno de los mejores sitios de buceo del mundo, primero de todo por ser un lugar bastante inaccesible, es decir es un país pequeño y con limitadas conexiones aéreas, por lo tanto el turismo no esta nada masificado. Lo segundo es que en consecuencia el arrecife esta casi virgen, de los pocos que quedan. Y tercero y no por ello lo menos importante, que esta declarado SANTUARIO DE TIBURONES lo que significa que esta PROHIBIDA LA PESCA DE TIBURONES en todas la aguas pertenecientes a Palau, eso quiere decir: que eso es un festival de tiburones!!! Ver: http://www.sharksanctuary.com/

Entre otras cosas también existe un fenómeno único, que el lago de las medusas, que ya expliqué en un post anterior.

Nautilus de Palau o Nautilus Belauensis

Poco mas o menos este es mi próximo destino, de momento ando por Filipinas resolviendo papeleos, así que pronto también los Filipinos van a tener sus posts.

De momento aqui os dejo con un video de lo que se puede encontrar bajo las aguas de Palau, por favor, no perderse detalle porque es impresionante. Si alguien en algún momento dudó de si sacarse la licencia de buceo, este es un buen motivo para hacerlo, disfruten:

Y la traca final….

Como aun no tengo palabras para describir todo lo que vi…mejor lo véis:

Bienvenidos a mi oficina. Vol3: Buceo nocturno entre la basura

Hace ya 20 dias que dejé Mabul y 2 semanas que estoy en Koh Tao, y no lo puedo negar, lo echo de menos. La isla es invivible, pero bajo el mar es otra historia.

Como todos sabéis, cada noche se pone el sol, y la vida continua su curso mas allá de tierra firme, de forma incluso mas frenética se mueve todo allá a bajo. No hace falta irse demasiado lejos para darse cuenta que no estamos solos, ni siquiera en el lugar mas apartado de Malasia.

En cuanto cae el sol, tienes 3 opciones: dormir, beber ron filipino de contrabando (mas malo que masticar chile habanero), o si la marea esta alta ir a bucear entre la basura, si entre la basura, se que no suena muy bien, pero una experiencia increíble. Pero como me siento demasiado perezoso para colgar las fotos y los videos uno por uno, lo he empaquetado todo de forma  mas fácil de digerir, allá va:

Bienvenidos a mi oficina. Vol2: Sipadan

"He visto otros lugares como Sipadan, hace 45 años, pero ahora ninguno mas. Ahora hemos encontrado una pieza de arte intacta" (Jaques Cousteau)

Así definió Jacques Cousteau a Sipadan. Situada a 25 minutos en lancha rápida de la isla de Mabul enfilando directamente el sur, no tiene nada que ver con sus vecinas, principalmente porque se encuentra fuera de la plataforma continental, o lo que es lo mismo, en pleno mar abierto. Lo particular de este lugar es que se puede bucear a lo largo de unas parades de coral que caen practicamente en vertical hasta unos 600-700 metros de profundidad y un arrecife de coral casi intacto.Digamos que es lo mismo que bucear alrededor de una columna de mas de medio kilómetro de alto. Asi que se aconseja bucear con paracaidas y no tener vértigo.

Pulau Sipadan

Perfil de la isla de Sipadan

Drop Off, 600 metros hacia abajo casi en vertical a partir de la línea

Mapa de los puntos de buceo

La especial configuración de este lugar es debido a que la isla primero fue un volcan submarino que poco a poco fue emergiendo erupción tras erupción hasta asomar la cabecita como una tortuga apagándose después como una vela creando a su alrededor un arrecife de coral que deja sin aliento:

Arrecife de coral de Sipadan

Coral de Sipadan

Siento mucho decir que las fotos no hacen justicia a la realidad, pero es lo mejor que encontré. La isla es parque nacional y el aforo es limitado, solo 120 buceadores por dia, sujetos a previa aprobacion por parte de la administracion del Departamento de Parques Nacionales de la provincia de Sabah, es decir, si quieres bucear allí, reserva con antelacion tu plaza, que vuelan. Lo cual ayuda a mantener aun intacto el arrecife de coral y sus habitantes. En cuanto a darse un paseo por la isla esta basicamente limitado a la playa y el merendero, ya que en el interior hay una granja de donde protegen los huevos de las tortugas que van a desovar a la playa, y a sus posteriores crías. También podemos encontrar un puesto del ejército Malayo que vigilan desde sus hamacas bajo el cocotero que no vengan de nuevo los Piratas de las Célebes. Después que vinieran los piratas en el 2000, decidieron mas tarde en 2004 mover todos los resorts que habia en Sipadan hacia las islas de Mabul y Kapalai y parapetar a la marina a pie de playa vigilando, quedándo así oficialmente protegida de los malos.

Entrada a Sipadan

Puesto de guardia del ejército

Marcas de las tortugas en la playa, camino a desovar

El milagro de la vida en forma de coco

Feliz Navidad a todo el mundo

Y bajo el agua, la principal atración a parte de los reef white tip sharks y las tortugas, son el banco de miles de barracudas que se deja ver a diario, y el banco de miles de jureles que habita siempre en el mismo lugar, eso sin contar que con un poco de suerte se pueden ver tiburiones martillo, tiburon gris, tiburon leopardo, y un banco de decenas de Humphead Parrotfish que por allí anda.

Napoleon

El Leaf Fish de Barracuda point

Reef white tips

White tip y compañia

Banco de jureles o jack fish

Jack fish

Banco de barracudas

Baracudas

Echaré de menos este lugar….

Bienvenidos a mi oficina. Vol1: Mabul

Mabul es el nombre de la isla donde he pasado los dos últimos meses (ver la ruta por casualidad) . Un lugar donde conviven la poblacion local semidesnuda que vive en muy precarias condiciones y  los resorts de lujo y no tan lujo. Cuando digo precarias condiciones digo alta tasa de mortalidad infantil  y toneladas de basura entre otras cosas, pero parece ser que no pueden hacer nada mas, algunos regentan tienditas, y muchos otros trabajan en los resorts, muchos de ellos pescan y otros viven del aire. En el pueblo también hay un par de escuelas y una mezquita.  Eso si, saben que una sonrisa es gratis y lo aplican a cada momento, sorprendentemente a cambio de nada. Sobretodo los niños, que te saludan desde las ventanas, mientras juegan a baloncesto, incluso cagando en mitad de la calle. Pero no me quiero poner madre Teresa y voy a mostrar la cara amable del asunto (que es la que nos gusta ¿verdad?). Pero creo que va a ser mejor que no lo cuente, me llevaria demasiado tiempo y nadie terminaria de leerlo nunca, así que unas fotos para amenizar los sentidos: (Welcome to my paradise)

Mabul Island

Mabul Island

Viviendo del mar

Barco en construcción

Las tortugas como los perros, en todos lados

Estrellita de mar

Crocodile Fish

Frog Fish

Frog Fish

Dragonet

Flamboyant cuttlefish (la sepia mas rara que he visto nunca)

Seamoth (Thank you OTTOpus)

Seahorse

Nudibranch

Mantis Shrimp

Mandarin Fish

Dwarf Lionfish

 

Nemo

Una sepia de la que comen 20

Pipefish cargando los huevos en el vientre

El pez Zapato

Y las mejores puestas de sol

Y es que nada es perfecto, excepto respirando aire comprimido.

Bueno, rapidamente y sin acentos ya que aqui nos lo usan.El tema es que llevo 15 dias en un isla bastante chiquitita (Mabul, en la provincia de Sabah, Malaysia), donde lo unico que hay son chabolas, centros de buceo y ron filipino de contrabando, lo cual no deja de tener su encanto. Tal como nos gustan a los occidentales las vacaciones, el gitaneo. El tema es que ahora estoy en un cyber, no precisamente de la isla, ya que lo que hay mas parecido a un cyber en ese lugar es la mezquita para comunicarse con Dios sin cables, estoy en Semporna, el pueblo mas cercano, y es que de vez en cuando nos dejan salir porque por mucho que el buceo sea World Class, la vida en un lugar tan pequeno puede ser un poco asi como complicada, vamos que hay que descansar de vez en cuando de los espacios pequenos.
Mi Mac definitivamente ha reventado y evidentemente en estos lugares es complicado encontrar a alguien que te de una solucion, vamos que esta muerto, casi murio a la vez que Steve Jobs (Esteban Trabajos en espanol). Asi que estoy sin ordenador hasta que vuelva a la civilizacion, aunque no descarto la opcion de hacerme con uno baratito.
Pero dramas y cruces de cables a parte, el buceo aqui es sencillamente ESPECTACULAR, no tiene precio, hay tantas tortugas que se hacen hasta aburridas, y las sepias miden mas de medio metro. Mabul, Kapalai y Sipadan merecen un capitulo a parte y extenso amenizado con fotografias que pronto llegaran. De momento tengo la suerte de haber buceado en un lugar donde la gente paga mucho dinero por ello y tiene que reservar su plaza en muchos casos con meses de antelacion, hablo de la isla de Sipadan, reserva natural donde tortugas y tiburones de puntas blancas campan a sus anchas, entre grandes bancos de barracudas en uno de los arrecifes de coral mas saludables del mundo. (Repito, las fotografias en pocos dias). Todo eso seria perfecto si la pesca con dinamita se hubiera terminado, cosa que desgraciadamente no es asi (incluso buceando se pueden escuchar las explosiones bajo el agua en la vecina isla de Kapalai), y si mi Mac no hubiera reventado. Pero de que me quejo…me pagan por ver tortugas en el Indopacifico, uno de los lugares de la tierra con mas biodiversidad.